Top Ad 728x90

¿Cómo obtener un crédito hipotecario en México?

En esta nota te compartimos como puedes obtener un crédito hipotecario en México

 Crédito hipotecario licencia Adobe Stock para Homodigital

El crédito hipotecario es uno de los productos financieros más usuales para obtener una vivienda o departamento. En esta nota te hablaremos de cómo puedes obtener un crédito hipotecario en México para que puedas adquirir una vivienda.

En caso de que estés buscando aún la vivienda, puedes apoyarte en el servicio de TrueHome by Loft, su buscador te ayudará a encontrar la propiedad que estás buscando.

¿Para qué sirve un crédito hipotecario?

El crédito hipotecario es un préstamo financiero a largo plazo, el cual te permitirá comprar, construir o remodelar una vivienda. La institución financiera que otorga el préstamo toma en garantía la propiedad para brindar el financiamiento.

Es importante mencionar que este tipo de créditos, por lo general, cubre hasta el 90 % del valor de la propiedad, el 10 % restante debe ser cubierto por la persona que solicita el crédito.

Normalmente, los plazos de pago pueden llegar hasta los 20 años, esto dependiendo de las condiciones financieras que presente el solicitante.

Gracias a las soluciones en Internet, ahora puedes solicitar de forma muy sencilla un crédito hipotecario online.

¿Cuáles son los requisitos para obtener un crédito hipotecario?

Ahora veremos los requisitos generales que son necesarios para obtener tu crédito hipotecario.

1. Cumplir el mínimo o máximo en edad.

Aunque en México la mayoría de edad es a partir de los 18 años, cada institución financiera tiene un rango mínimo y máximo de edad, esta oscila entre los 25 años como edad mínima a 65 años como edad máxima, aunque es importante confirmar este aspecto con la institución donde solicites el préstamo.

2. Tener estabilidad en la relación laboral.

Esto podemos lo podemos traducir como tener una antigüedad de 2 años o más, en una misma empresa, esto ayudará a tener una mayor certeza en que se podrá recibir el financiamiento solicitado.

3. Comprobante de ingresos.

Estos pueden ser recibos de nómina o estados de cuenta bancarios, estos comprobantes sirven para que el solicitante garantice la capacidad de pago sobre el préstamo solicitado. Por lo regular, una recomendación que hacen las instituciones financieras es que el pago mensual no exceda el 30 % de los ingresos del solicitante.

Recuerda que el préstamo hipotecario solo cubre el 90 % del valor de la propiedad, el 10 % de ese valor correrá por tu cuenta.

Cómo ya lo mencionamos anteriormente, cuida que la mensualidad a pagar no sobrepase el 30 % de tu sueldo o capacidad de pago mensual.

Elige el mejor plazo, recuerda que a mayor plazo pagarás más interés. Revisa bien la tasa de interés que vas a pagar.

4. Tener un historial de crédito positivo.

Este historial consiste en el comportamiento de pago que hemos tenido con nuestros créditos, en algunos casos se toma en cuenta el pago mensual que hacemos a algunos servicios. Para conocer nuestro historial de crédito podemos visitar el sitio del buró de crédito y solicitar un reporte, se tiene derecho a un reporte gratis por año, si se solicitan más de estos tendrán costo.

5. Presentar identificación oficial de la persona y documentación de la vivienda.

En este punto las instituciones financieras nos solicitarán nuestra identificación oficial, comprobantes de domicilio entre otra documentación para iniciar el trámite, otros requisitos que solicitarán a la persona que te esté vendiendo el inmueble, son avalúos y certificados de libertad de gravamen, entre otro tipo de documentación. 

Si quieres conocer cuánto sería el monto de préstamo al que puedes aspirar, visita este simulador de crédito y podrás tener esa información.

¿Cómo elegir tu crédito hipotecario?

Sin duda todos queremos elegir el mejor crédito hipotecario y para eso debemos tener algunas consideraciones.

  • Recuerda que el préstamo hipotecario solo cubre el 90% del valor de la propiedad, el 10% de ese valor correrá por tu cuenta.
  • Cómo ya lo mencionamos anteriormente cuida que la mensualidad a pagar no sobrepase el 30% de tu sueldo o capacidad de pago mensual.
  • Elige el mejor plazo, recuerda que a mayor plazo pagaras más interés.
  • Revisa bien la tasa de interés que vas a pagar.

Considero que con estos puntos tendrás información suficiente para tomar una decisión, no olvides consultar con un experto en el tema para tener más información y tomar la mejor decisión.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top Ad 728x90