Top Ad 728x90

,

Los 8 consejos para proteger a tu hijo en la red

Revisa estos consejos que te ayudarán a proteger a tus hijos del uso de la red

 Proteger a tu hijo en la red licencia por Adobe Stock

Internet se ha convertido en un elemento imprescindible en nuestras vidas, ha facilitado los procesos y las comunicaciones. Pero también representa un riesgo para nuestros hijos, debido a la posibilidad que brinda internet de acceder a contenido violento e interactuar con personas desconocidas.


¿Cómo me puedo asegurar de que mi hijo está seguro en la red?

Internet es la vía de la comunicación, esta herramienta nos presenta un mundo de posibilidades al que podemos tener acceso con sólo presionar algunas teclas de nuestro ordenador, móvil o tablet. 

A medida que avanza el tiempo, el acceso a la red es mucho más fácil, y son cada vez más los niños y adolescentes que utilizan esta forma avanzada de obtener toda la información que desean conocer de la manera más rápida. 

Por lo general esta franja de población utiliza internet como un instrumento para la educación, así también como un medio de entretenimiento. Pero cuando es utilizada para este último fin, puede convertirse en un problema si no está bajo supervisión.

Internet es un recurso tecnológico con mucho poder, motivo por el cual, su acceso debe ser controlado por personas adultas que tengan la capacidad de discernir entre lo bueno y lo malo, lo que puede ser o no perjudicial para el crecimiento de niños, niñas y adolescentes que se encuentran frente al monitor. 

Los padres y tutores somos los responsables de la seguridad de nuestros hijos, y por ello, es recomendable tener en cuenta los siguientes consejos para proteger a los niños y no tan niños en internet.


Debes advertirles sobre los peligros en la red

Internet y las distintas aplicaciones y portales que existen, promueven la publicación de fotos e información personal, lo cual, al practicarlo deja expuesta nuestra privacidad. 

Es importante explicarle a nuestros hijos que aportando datos como la imagen de fachada de nuestra casa, nuestro lugar de estudio o dando a conocer nuestro estatus social en las redes sociales, pueden estar aportando información de interés para secuestradores que buscan víctimas en la red.

De manera que es conveniente utilizar el mismo internet para mostrarle casos de robos físicos o digitales que hayan sido registrados anteriormente, para que entiendan que existe un riesgo real.


Filtra contenido en internet

Tanto los equipos electrónicos como internet cuentan con ajustes que nos permiten limitar su uso y así disminuir el riesgo de que los niños, niñas y adolescentes tengan acceso a contenido no apto. 

Filtrando el contenido al cual tienen acceso a través de internet, es posible evitar que accedan a páginas dedicadas a la reproducción de violencia y sexo, los cuales pueden generar cambios negativos en su conducta. Además es posible tener el control de las páginas que han visitado y el tiempo que pasan en cada web.

De manera que estando bajo nuestra supervisión, será imposible que tengan acceso a las páginas restringidas en el ordenador, el móvil, la tablet o cualquier otro equipo con conexión a internet. 


Monitoriza sus correos.

Conocer el contenido de los correos electrónicos que reciben nuestros hijos adolescentes es de suma importancia, ya que a través de este medio pueden recibir o enviar información de cualquier tipo, para lo cual necesitaremos tener la contraseña.

Si no contamos con la clave, ni tampoco tenemos pensado contratar un hacker para conocerla, lo que debemos hacer es elegir la opción ‘olvidé mi contraseña’, responder las preguntas que se muestren y tener el móvil de tu hijo cerca (si el registro se hizo con el mismo, en caso de que no, se tendrá que tener a mano el móvil en cuestión del registro), para obtener el código de seguridad que nos enviará el proveedor. Por último estableceremos una nueva contraseña.

Una vez que hayamos ingresado a su cuenta, sabremos si le está dando el uso debido, es decir, si está enviando las tareas del colegio o sólo lo usa para recibir fotos, para los juegos y otras actividades de ocio.


Prohíbe las claves en el móvil

Si consideras que tu hijo tiene el nivel de responsabilidad para llevar el móvil en su mochila todo el tiempo, debes tener en cuenta que a través de ese equipo no sólo puede realizar y recibir llamadas, así como enviar mensajes de texto, sino que también puede tener acceso a internet.

Aunque el propósito de darle un móvil a un niño o a un adolescente, es poder estar comunicados con ellos cuando estén fuera de casa, mientras no estamos cerca ellos pueden entrar en contacto con personas que pueden representar un peligro para su integridad física y psicológica. 

Por tal motivo es conveniente revisar su móvil todos los días, y para que eso sea posible sin inconvenientes, deben mantener el teléfono libre, sin claves que eviten que podamos ver sus conversaciones y las páginas que hayan visitado.


Coloca el ordenador en un espacio común

Colocar el ordenador en un espacio común de la casa, como por ejemplo el salón, hará posible revisar con frecuencia el monitor y estar al tanto de lo que pueda estar haciendo, y así poder actuar en caso de detectar el uso indebido de la red.

Si tu hijo tiene el ordenador en su habitación ,el equipo estará fuera de tu alcance y no podrás saber si está utilizando la conexión para investigar una tarea o está invirtiendo el tiempo en actividades de ocio digital.

Así que busca el lugar más concurrido del hogar, donde todos los miembros de la familia puedan tener acceso, para instalar el ordenador.


Aprende más sobre las redes sociales  

Para nadie es un secreto que las nuevas generaciones parecen haber nacido con los conocimientos necesarios para manipular equipos de última generación, así como navegar en internet, mientras que sus padres parecen saber menos de la materia.

Es imperativo estar a un nivel superior, o por lo menos, al mismo que nuestros hijos, en cuanto al funcionamiento de internet y las redes sociales. Una buena idea es crear un perfil y comenzar a explorar para conocer de qué se trata.

Conociendo para qué está diseñada cada red social, podremos debatir con nuestros hijos y orientarlos sobre su uso.


Mantén una buena comunicación

La comunicación es clave en cualquier relación, y cuando se trata de nuestros hijos, debemos procurar que sea fluida y amigable, de manera que sea capaz de manifestar sus dudas sobre diversos temas en cualquier momento y sin temor a ser cuestionado. 

Para que esto ocurra debemos evitar invadir su privacidad y en lugar de realizar un interrogatorio, tratar de demostrarle confianza, haciéndole saber que cuenta con tu apoyo y así poder conocer cualquier problema. Si no tenemos cautela para mantener una buena comunicación, será más difícil conocer sus dudas y temores.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top Ad 728x90