Top Ad 728x90

,

Las redes sociales y la influencia en los deportistas

Conoce la influencia que hoy tienen las redes sociales en los deportistas hoy en día.

redes sociales en el deporte
"Redes sociales" by Esther Vargas (CC BY-SA 2.0)
Armas de doble filo, las redes sociales pueden ser una plataforma comercial muy rentable para el deportista, pero también se pueden transformar en el peor enemigo posible porque la influencia social de las mismas es enorme, tanto para lo bueno y como para lo malo. El caso de Julen Lopetegui es un ejemplo más de la importancia que le se le da a lo que se dice en la red.

El técnico del Real Madrid levantó la polémica al retuitear en su cuenta oficial un tuitde María Tilde, portavoz de la peña Real Madrid Sur de Florida, en el que se criticaba la importancia que se le está dando a la marcha de Cristiano Ronaldo en toda y cada una de las ruedas de prensa que concede el nuevo dueño del vestuario blanco. 

El debate sigue en la calle, aunque sin nueva opinión conocida del vasco. Lopetegui optó por cortar por lo sano y cerrar de golpe todas sus redes sociales para tener más horas para dedicarle a lo meramente importante. Por delante, tiene el complicado reto de mantener al Real Madrid en lo más alto, después de heredar un equipo que ha conquistado las tres últimas ediciones de la Champions League. 

Todo ello con la competencia de conjuntos como el Barcelona o el Manchester City y sin Ronaldo en nómina, que apunta a ser el máximo goleador de la próxima edición según el criterio más de una casa de apuestas. No en vano ha liderado la tabla de goleadores ininterrumpidamente desde 2013.

Sergi Guardiola y Julio Rey, marcados por las redes


La huella digital perseguirá a Lopetegui durante un tiempo, lo justo hasta que otro caso similar termine por mandar al cajón del olvido su desliz. En su caso, todo puede quedar en una anécdota y más si se tiene en cuenta que ha servido para colocar en el disparadero blanco al propio Ronaldo, al olvidar éste último su pasado merengue en las redes voluntariamente. 

Pero no siempre ha sido así. Lo que se dice puede herir sensibilidades, por eso muchos deportistas dejan en manos expertas todo lo que se publica en sus perfiles. El no hacerlo marcó para siempre a Sergi Guardiola o Julio Rey.

Al primero un desafortunado tuit sobre Cataluña le cerró las puertas del filial del Barcelona tras tener un acuerdo firmado y algo similar le ocurrió a Rey por criticar al Deportivo de La Coruña mucho antes de saber que iba a tener la posibilidad de jugar en el campeón de LaLiga en el 2000. Como a Guardiola, A Rey se le esfumó la posibilidad de jugar en el Deportivo. 

Pero las redes tienen también su lado positivo para los deportistas y no solo a nivel económico o de patrocinadores. Álvaro Brachi e Ilia Koshevoy representan el otro lado de la moneda porque gracias a diferentes plataformas digitales encontraron equipo. 

LinkedIn sirvió Barchi para fichar por el NK Domzale de la liga eslovena, mientras que a Koshevoy le llovieron las ofertas después de hacer público que el Lampre no estaba por la labor de renovarle. El ciclista bielorruso defiende ahora los intereses del Wilier Triestina-Selle Italia.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top Ad 728x90