Top Ad 728x90

¿Cómo aplicar la psicología del color en el marketing?

Conoce sobre la psicología del color y su aplicación en el Marketing.

psicología del color

Actualmente, el marketing o mercadotecnia es una palabra ampliamente difundida en los negocios. Consiste en un conjunto de prácticas para mejorar y aumentar el comercio, entendiendo a profundidad la manera en que compran los clientes. No obstante, para triunfar en el mercado no basta con crear un plan que incluya una publicidad agradable con un mensaje atractivo. Para captar a los potenciales compradores necesitas mucho más que eso. 

Por esta razón, para aumentar las ganancias, han surgido una serie de disciplinas que se encargan de integrar diferentes áreas de conocimiento—como la psicología y la sociología—a las estrategias de marketing. Así nace el marketing sensorial, el cual tiene como objetivo generar una serie de estímulos positivos al consumidor, usando todos los sentidos, y en este artículo nos enfocaremos en el más importante, la vista. 

Como es lógico pensar, la apariencia de cada producto genera en el cliente una serie de sensaciones que influencian de manera positiva o negativa en la toma de decisiones para la ejecución de la compra final. Afortunadamente, es posible manipular aspectos del fenómeno óptico en la publicidad o en el diseño del producto.

Acá explicamos cómo crear un plan de marketing que involucre una experiencia de compra visual completa y así convencer al usuario de que está adquiriendo el producto o los servicios de mejor calidad que se ajustan exactamente a sus necesidades:

Rojo

Según los expertos, cada color evoca sentimientos o emociones específicas dependiendo de la longitud de onda de cada uno. Al rojo se le atribuye la mayor activación psicológica y suele ser asociado con impresiones de intensidad, actividad y rebeldía. También está ligado al fuego y las altas temperaturas por lo que genera un concepto de alerta y peligro. 

Por otro lado, es un color muy usado en productos relacionados con la industria alimenticia para generar la sensación de hambre. Pensemos en las grandes empresas de comida rápida como McDonald's, KFC o Wendy’s. Todas estas famosas cadenas de restaurantes han sacado ventaja del color rojo en sus logotipos.

Amarillo

El amarillo ha sido designado por distintos autores como “el color de la mente”. Se asocia con la inteligencia, el esparcimiento, ánimo y optimismo. Al igual que el rojo, es ampliamente usado en los restaurantes para generar sensaciones de tranquilidad y confianza.  Además, es relacionado con el dinero. 


Blanco

El blanco es sinónimo de pureza y sencillez. La sensación de paz y armonía que otorga este color puede ser extrapolado a los negocios. Por ello es usado en la publicidad para empresas que estén relacionadas con la medicina y la salud.  

Verde

Se conoce que el verde que genera sensaciones de calma, paz y seguridad. También favorece las campañas de los productos de salud por la confianza que emana este color. Asimismo, representa la naturaleza y los ambientes al aire libre.


Azul

Representa inteligencia, poder, sabiduría y lógica. Al igual que el verde, puede usarse para transmitir sentimientos de confianza. También crea una sensación de “alta calidad” en los productos.

De hecho, según encuestas realizadas en distintos países y culturas, el azul es el color favorito de la mayoría de las personas, tanto para los hombres como para las mujeres. 

Negro

Si bien es cierto que el negro representa oscuridad y puede inducir sentimientos negativos como miedo y tristeza, es un color sumamente elegante y sofisticado que denota poder y majestuosidad. Se recomienda que se combine con otros colores fuertes, como el rojo por ejemplo, para logran intensificar la percepción del mismo. 


Gracias al entendimiento del espectro de sensaciones que genera cada color en el cerebro humano, se pueden crear combinaciones adecuadas para establecer una campaña o una publicidad coherente y exitosa.  

Sin embargo, hay que considerar que estos son significados bastante generalizados y cada persona según su edad o sexo lo asimila de manera diferencial. He ahí la importancia de entender a qué clientela va dirigida la campaña. Por ello, el marketing se encarga de estudiar estos aspectos cruciales. 

Al mismo tiempo, hay que estudiar a fondo los “elementos del color” que desean ser utilizados, ya que también afecta en la percepción del consumidor. Estos elementos son saturación, tono y luminosidad. 

Y tú, ¿qué colores incluirás en tu próxima campaña publicitaria?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top Ad 728x90